Mis entrevistas a reconocidos y prestigiosos diseñadores y arquitectos

Mano a mano con el arquitecto José Lorenzo, compartiendo su forma, visión de trabajo y de qué forma la pandemia afectó a su estudio.

Tengo la suerte de que la actividad diaria en la agencia me lleve por lugares nuevos, todos los meses. Hace poco, incursioné en el mundo de las entrevistas, pero esta vez, me puse en la piel de entrevistador, aprovechando la oportunidad que nuestro cliente, Estilo Casa, nos dio de generar contenido de calidad, entrevistando a referentes de renombre nacional en el campo de la arquitectura y el interiorismo. Les comparto a continuación dos preguntas vinculadas con el diseño que le hice a mi muy estimado José Lorenzo:

¿Cómo la pandemia les afectó en su labor y de qué manera siguieron adelante?

Nosotros somos un estudio chico, en realidad en la pandemia éramos tres, ahora somos cuatro. Al principio fue muy duro y muy fuerte dejar el estudio y trabajar cada uno desde su casa. Creo que nos tomó un tiempito acomodarnos y acostumbrarnos a esta nueva modalidad de trabajo.

Tuvimos la suerte de que estábamos desarrollando un hotel grande y teníamos que entregar todos los planos del legajo técnico y ya estábamos trabajando a distancia con dos personas que fuera del estudio lo estaban haciendo, más una persona del estudio, habían formado un equipo.

Por lo tanto, en ese caso fue casi seguir como veníamos haciéndolo. Tuvimos una o dos reuniones presenciales en los meses de mayo cuando ya se podía comenzar a circular un poquito más, respetando los protocolos, cuatro personas en un lugar abierto, para poder ver todos los planos en papel. Yo soy una de esas personas que necesitan ver el papel.

El resto, fuimos acostumbrando trabajando a distancia con todo lo que eso implica, con horarios dados vueltas que tal vez chateábamos un sábado o un domingo por cuestiones de trabajo y quizá un martes no hacíamos nada. Para mí fue importante el mes de junio, cuando se abrieron los espacios de trabajo. Comenzamos a trabajar en el estudio el 20 de junio. Para mí fue importante también empezar a establecer rutinas y comenzar a acostumbrarse a la rutina, respetando protocolos, claro.

No nos afectó porque pudimos seguir trabajando y tuvimos más tiempo para investigar dos proyectos que estaban casi listos. Los pudimos rever, ver mucho más.

¿De qué manera interpreta al cliente para darle respuestas que le permitan sentirse identificado con los espacios que su estudio diseña?

Creo que lo más importante es saber escuchar e interpretar lo que el cliente nos está pidiendo. Si no hay una buena comunicación y una buena escucha de nosotros con respecto al cliente, nos va a ir mal. En una primera reunión, hay que ser permeables y abiertos, para saber qué nos están pidiendo.

A veces también hay comentarios entre líneas que nos van dando la pauta sobre cómo tenemos que llevar adelante un trabajo. También es importante ver, percibir y entender cómo vive nuestro cliente; conocer su casa. Esto es importante para no modificar su línea de vida.

Estoy convencido de que nosotros, desde nuestro estudio, no tenemos que imponer nada a nadie, solo escuchar y asesorar porque la casa es de nuestro cliente, no nuestra. 

Esto es si estamos trabajando con un comitente directo, pero cuando hacemos hotelería el sentido es otro. Sí, hay un cliente, pero también hay un montón de usuarios. Para llegar a la mayoría de ellos, porque naturalmente no vamos a alcanzar a todos, debemos hacer trabajos lo más atemporales posibles. Si hoy se usa el color naranja y hago un hotel naranja, dentro de dos años cuando la gente no lo use más me va a matar.

Hay que trabajar de manera inteligente y pensante, viendo qué puede prevalecer en el tiempo. Eso es lo que puede hacer que a un edificio lo veamos después de 3, 4 o 10 años y esté bien, más allá de algún tipo de renovación. Siempre hay que trabajar pensando en que esa obra va a llegar a mucha gente que no conocemos, tenemos una gran responsabilidad sobre ellos porque vamos a hacerlos vivir de esa forma durante 1, 2 o 5 noches.

Hay que ver, pero también escuchar. Si no escucho al propietario sobre lo que quiere, busca o puede gastar, vamos a ir mal.


Para ver la entrevista completa, los invito a visitarla en el blog de Tienda Estilo Casa.

Autor: Matías Avila
Director general de Avilasoto Group®

Abrir chat